El Proximo Ascensor Mas Rapido Del Mundo: Una Carrera Hacia La Cima:

Si tuviera una cita en el cuarto piso de un edificio, ¿esperaría el ascensor o subiría las escaleras? La hija del presidente Donald Trump, Ivanka, ha afirmado que, como mujer moderna”, prefiere usar las escaleras. El escritor estadounidense de radio y televisión, Andy Rooney, una vez notó que muchas personas se sienten incómodas esperando un ascensor con un montón de desconocidos: “No saben qué hacer, así que algunos presionan el botón varias veces como si los ayudara” .

Para cualquiera que sienta temor de encontrarse atrapado entre pisos en un ascensor, el riesgo estadístico de que esto suceda – según KJA Asesorias Inc- es solo 1 en 5,000. En cambio, las mejores razones para tomar siempre las escaleras, en la opinión de “Fitday.com” es que le proporciona una forma de ejercicio físico gratuita, bueno para su corazón, reduce sus niveles de colesterol y a menudo puede ser más rápido, especialmente durante las horas punta. También aparentemente contribuye al medio ambiente al disminuir el consumo de energía.

Una investigación realizada por John Newbold de la consultoria de construcciónes SVM Asociados, junto con la compañía de tecnología de salud StepJockey, ha revelado que los empleados de oficinas en edificios modernos permanecen frente a los ascensores hasta quince minutos al dia, lo cual es una “pérdida inaceptable de su tiempo” y además que los elevadores utilizan un 36% más de potencia que lo que afirman sus fabricantes. La demora promedio, concluyó Newbold, “deberia ser menos que 25 segundos y si alcanza a 60 segundos, como sucede frecuentemente, puede resultar en más de 400 horas desperdiciadas durante una semana laboral en una gran oficina”. No solo disminuye la productividad sino tambien que el costo de energía en exceso y las emisiones de carbono es potencialmente enorme”. StepJockey asimismo señala que subir escaleras está oficialmente clasificado como ejercicio “vigoroso”, quema más calorías que trotar y por lo tanto, mejora significativamente nuestro estado cardiovascular.

Ninguno de estos factores, como informó el periodista del Independent, Adam Taylor, ha impedido que los fabricantes compitan ferozmente para producir el ascensor más rápido. El primer ascensor de seguridad, observo, fue instalado en 1857 por la compañía estadounidense Otis en un hotel de Nueva York: “Recorrió cinco plantas a una velocidad de menos de un kilometro por hora”. Los elevadores más rápidos de Gran Bretaña, en el edificio Leadenhall de la ciudad de Londres, viajan a cerca de 29 kph. Esto es sustancialmente más lento que el récord de 69 kph logrado por el ascensor más veloz del mundo en la Torre de Shanghai, que fue construido por Mitsubishi Electric y lleva los pasajeros hasta la cima del edificio de 632 metros de altura en solo 53 segundos. Como Taylor enfatiza, los datos disponibles indican que para 2020, en consecuencia de la dinámica urbanización de China, el 40% de todos los ascensores globales estarán ubicados alli. El segundo mercado de elevadores más grande es India, lo que corresponde a menos de una décima parte de la China “.

De hecho, China ya posee cinco de los diez elevadores más veloces, estando los otros cinco en Chicago (John Hancock Center: 33 kph, altura 457 metros), Tokio (Edificio Luz Solar 60: 35 kph, altura 240 metros), Dubai (Burj Khalifa: el rascacielos más alto del mundo con una altura de 830 metros pero una velocidad de solo 22 kph), la Yokohama Torre Emblematica en Japón (45 kph, altura 296 metros ) y el Taiwán 101 en Taipei (61 kph, altura 508 metros).

Taylor evalúa que, debido a los inmensos desembolsos para montar estos ascensores, el mercado está comenzando a desacelerarse. Cita al representante de comunicaciones de Toshiba, Yoshinori Inoue, al declarar que “La competencia por la velocidad ha terminado”, aunque en el mismo artículo Taylor refiere a los planes de la compañía surcoreana Hundai de experimentar con una construccion posiblemente de 80.47 kph. Sin embargo, hay dudas sobre hasta qué punto será realista o incluso prudente exceder los niveles de velocidad de la Torre Shanghai: “Un estudio reciente ha sugerido que 82.72 kph probablemente sea el límite antes de que los pasajeros se enfermen. Bajar demasiado rápido y el cuerpo siente que se está cayendo “.

La Dra. Gina Barney, una experta británica en “tecnología de elevadores y transporte vertical” está de acuerdo con esta opinión. En una entrevista con la BBC Noticias,ha enfatizado que proteger a los pasajeros de malestar es un gran desafío para los manufacturadores de estos ascensores: “Quizas el problema más importante con los traslados de gran velocidad en los edificios es que va a tener cambiantes presiones en sus oidos y asi podria sufrir un dolor considerable”. No obstante, CannyElevator, una empresa china radicada a las afueras de Shanghai, está procediendo con el montaje de una torre de 944.88 metros que, según anunció, “será la más alta del mundo”.

Filed under: Salud, Sociedad | Posted on August 23rd, 2018 by admin

Comments are closed.

Categories

Recent Posts

Archives

Copyright © 2018 Colin D Gordon. All rights reserved.